Unos despistados: —¡Día de la raza!— UPS.. (susurros de nadie): —¡día de la diversidad cultural, che!— (vase por foro)

¿PARA QUÉ SON FUERTES LOS FUERTES? PREGUNTA RETÓRICA: ¿Para ayudarnos? ¿O SÓLO PARA DEMOSTRARNOS QUE SON FUERTES?
«Desconfío de todo aquel que me ofrece su ayuda.» Estoy absolutamente convencida de que el único objetivo que a ello los impulsa es el acto deleznable de sentir superioridad, no obstante lo cual, reforzar el postulado que se enarbola en la máxima de perpetuar la que creen pero, (cuidado con el pequeño detalle de la no previsión), la que sostienen como invariable: esa subestimada simplicidad de su huésped. —»Sí, Juan Carlos. Sí, Mabel. Así de miserable podés y podemos ser.»


DOS PREMISAS ENRAIZADAS EN LA CERTEZA:
✓ EXISTE LA DEBILIDAD
✓ EXISTEN LOS IDIOTAS
👆ABRO PARADIGMA incómodo pero sumamente beneficioso para vos, para ustedes, para mí y para toda la plebe. Los IDIOTAS nada tienen de inocentes y dignos de la lástima que nos hemos comido como chancho come baratas… LOS IDIOTAS SE DEDICAN A ELLO CON ABSOLUTO PROFESIONALISMO PARA ASÍ USUFRUCTUAR DE LA CAPACIDAD DE REALIZACIÓN DE OTROS.

ESTOY EN LA EMPRESA DE LA EVITADA; DE LA TAN ESQUIVADA; DE LA GAMBETA Y EL CAÑO VOLEO; ESA RATA POR TIRANTE; EL TAN ARGENTINO: SI TE HE VISTO, NO ME ACUERDO; LA CRUELDAD DE LA «TU CARA LA ASOCIO CON NADA», Y LA EXPLÍCITA «TE PASÉ COMO ALAMBRE CAÍDO», Y DEMÁS SINÓNIMOS PARA ACTITUDES QUE SOLAPEN LA IMPERIOSA NECESIDAD DE EVITAR SABER EL PELIGRO MÁS INSOSPECHADO. LA META DIARIA EN DERROTAR TODA POSIBILIDAD DE que nos den vuelta la tuerca que ya nos queda encarnada como uña de dedo pulgar del pie. Nada que nos haga ir más allá de la calculado. No vaya a ocurrir que por carambola, se me revele que no es por GÉMINIS el hecho de que soy inconstante y promiscuo. Ni remota posibilidad hay para la sospecha. Si es que la hay: amigo, ni lo digas, si hay algo mejor no quiero saberlo.

Una hipótesis en vacilación, nada confirmada; pero no por ello, menos lamentable al ser puesta en otra lente, la de la presbicia no recetada. ¡Uy! ¿Y SI EN REALIDAD EL IDIOTA SOY YO? ¿Y si todo eso de la inferioridad, no es de él, y si es mío? : «CUIDADO CON EL CONFORT DEL IDIOTA»: Una forma de ser pelotudo con réditos mediante la trampa de la solidaridad.

COMBATAMOS EL CONFORT DEL IDIOTA
✓DETECTEMOS DÓNDE SOMOS IDIOTAS NOSOTROS, PORQUE LOS PRESUPUESTOS AVANZAN A PASO REDOBLADO, Y PASAN COMO ALAMBRE CAÍDO DELANTE DEL instalado carácter acomodaticio que nos sostiene en la nube de la pelotudez CON EL PELIGRO DE SUCUMBIR PARA SIEMPRE EN LA IDENTIDAD DEL IDIOTA CONGÉNITO. ¿NO PENSÁS EN LA POSIBILIDAD DE ESTAR SIENDO IDIOTA DE ALGUIEN?

¡CUIDADO CON EL CONFORT DEL IDIOTA!: PORQUE AL PAN, PAN; AL VINO, VINO; AL RENGO, RENGO Y, EN DEFINITIVA: TODOS SOMOS IDIOTAS DE ALGUIEN.

Un afecto desde el alma incomoda por la fortuna de la existencia. Buen feriado al orgullo del argentino que se siente afortunado por la conquista española. Sí. Siempre agradece en silencio pero sin caretear la pena que no siente ante los originarios que, de calladitos a, nos dejaron la peor vena intrínseca que nos otorga la distinción: espejitos de colores compraron y ETERNAMENTE habremos de comprar.

Besos, a los blanquitos.

Funciona en muchos niveles.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s