Publicado en Abolición, Educación, Yo

NUNCA

No aconsejes a nadie que no te lo haya pedido.
Ni acorrales a un cobarde ni a un león herido.
No creas que lo evidente siempre es la verdad.
No dinamites un puente que un día debas cruzar.
Si todo va muy bien, seguro va a pasar algo malo.
Y a veces no se rompe el hilo por lo más delgado.
Nunca abras el paraguas antes que empiece a llover.
Ni regales un libro a quién no sabe leer.
No deseés que mueran tus enemigos: es mejor que estén vivos para verte triunfar.
La conciencia vale más que mil testigos.
Nunca lastimes a quién después no puedas matar.


En este entorno en donde todo lo rige el soborno: oestás en la cocina o estás en el horno.
Nunca toques nada si todo está bien.
Nunca dudes y dejes pasar el tren.
No festejes que es miércoles si aún es martes.
Y aprendé que mercenarios hay en todas partes.
Es que a veces nada es lo que parece.
Porque todos presumen de lo que carecen.
Nunca duermas con quien tenga un puñal tatuado.
Nunca hables de la cuerda en la casa del ahorcado.
Nunca escupas para arriba ni contra el viento.
Nunca te mojes por alguien que siempre está seco.


No te tires a ombudsman, nunca afiles tu boomerang.
No te creas un doberman que se cree Superman.
Y no prometas en vano.
Nunca jures nada con un trago en la mano.
Nunca hagas el bien sin mirar a quién.
No te aferres a algo que ya no es.
Nunca sugieras a nadie cómo proceder.
Nunca digas a nadie lo que nunca debe hacer…

A veces lo que dice el alma puede estar en lo cierto.
No te quejes de las voces que solo quieren darte un consejo.
El día que no escuches estas voces… Es que vas a estar muerto.

Autor:

… Barrial y oportunista. Del lado infra literario Polema fetería y sucundún deviene del vocablo del absurdo trágico. Jamás de alguna picardía tangible qué hiciera uso de la cancioncilla tradicional. Ni lado A ni lado B… La Polemática ha de hallarse en la fosa, esa que es producto de la brecha mechera, la eterna Meresunda de los que tienen miedo a la libertad y andarán menoscabando el camino hacia el Rolo del hombre necio… Predico en mi fuero interno El Credo Frommiano Erichense No me defino porque la etimología me obliga ante el juramento de no cometer accidentes de estirpe «lapsus linguae». Definir/se: La palabra definir viene del latín definire formada del prefijo de-, que tiene un valor resultativo e indica a veces una dirección desde arriba hacia abajo y el verbo finire (terminar), de finis (final, término). La idea es de poner límites o fronteras a algo, para separarlo de otras cosas «limítrofes’ y que no se confunda. De ahí también las palabras: • Definible – El sufijo -ible indica posibilidad, que se puede definir. • Definidor – El sufijo -dor indica el que obra, o sea, el que define. • Definitivo – En este caso el sufijo – ivo indica relación activa. / Definitivamente – El sufijo -mente- sirve para complementar al verbo (forma adverbios), en este caso hacer algo para poner punto final, se define sin dejar una duda… Se sabe que a los seguros se los llevaron presos… (Ah pero… a los desiderativos también) Pase mire vea…

Un comentario sobre “NUNCA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s